Los 5+3 mejores monitores gaming de 2021

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Tabla de contenido

Los mejores monitores gaming tienen ciertas características que los convierten en un periférico imprescindible si se quiere disfrutar de un buen juego. Suelen ofrecer tasas de refresco y tiempos de respuesta mejores que la media y, en el mejor de los casos, cuentan con tecnologías extra para mejorar todavía más la experiencia.

Hay cientos o miles de diferentes opciones en el mercado, pero no solo unas pocas merecen la pena.

Después de horas y horas de búsquedas y análisis, hemos preparado esta comparativa con los mejores monitores gaming del momento. Además, le hemos dado mucha importancia a su relación calidad-precio.

¿Qué me hace falta saber para elegir correctamente uno de los mejores monitores gaming?

Para poder escoger uno de los mejores monitores gaming y entender mejor nuestros análisis, debes conocer una serie de definiciones técnicas imprescindibles. En caso de que ya las conozcas, puedes pasar directamente a nuestra comparativa.

Tasa de refresco

Se refiere al número de veces que un monitor actualiza la imagen por segundo y se mide en hercios (abreviado: Hz). Esto significa que, por ejemplo, un monitor de 144 hercios actualiza lo que aparece en pantalla 144 veces por segundo. Por lo tanto, cuanto mayor sea la tasa de refresco, más fluidamente se verá el juego al que estás jugando.

Un monitor convencional suele funcionar a 60 Hz, aunque también los hay de 75, 100, 144, 240 e incluso de más, aunque aquí el precio ya no es para cualquiera.

Si no te quieres gastar demasiado, pero buscas una buena experiencia, te recomendamos que apuestes por un buen monitor de 144 Hz. Por lo contrario, si juegas de manera competitiva o simplemente quieres disfrutar al máximo, ve a por uno de 240 Hz. 

¿Buscas un buen balance entre calidad de imagen y velocidad? En ese caso, tenemos una comparativa perfecta para ti: la de los mejores monitores 2K con 144Hz.

Conectividad

Solo tienes que asegurarte de que posea una conexión HDMI y una DisplayPort. Estas opciones son las más nuevas del mercado y, por lo tanto, las que mejores funcionan. Ambas permiten transferencia de audio y vídeo, altas resoluciones, tiempos de respuesta rápidos, etc. 

Tecnologías extra

Existen ciertas tecnologías que pueden mejorar mucho tu experiencia de juego. Dos ejemplos son el G-Sync, de Nvidia y el Free-Sync de AMD, que ajustan la frecuencia de actualización a la señal de la tarjeta gráfica, de forma que se evitan ciertos entrecortes y se consigue una experiencia más fluida.

También hay algunas que evitan el cansancio y el desgaste ocular, como la LowBlueLight, que frena gran parte de la luz dañina, o la FlickerFree.

Resolución y tipo de panel

Con una sola frase lo entenderás todo: Una mejor resolución es igual a una mejor calidad de imagen. ¿Te suenan estos números?: 720p, 1080p, etc. Estos son el número de píxeles mostrados por la pantalla y, cuanto más haya, mejor será la calidad de imagen. A parte, las pantallas pueden funcionar con principalmente tres tecnologías de panel distintas:

Paneles TN: Ofrecen un tiempo de respuesta y una tasa de refresco rapidísimas. Además, tienen un precio bastante económico en comparación a los demás tipos. Son buenos panel para utilizarlos, sobre todo, en gaming de competición, donde no importan tanto la imagen y los colores, sino la rapidez con la que te permita actuar. Los mejores monitores gaming suelen llevar este tipo de paneles, debido a la velocidad que ofrecen.

Paneles IPS: Fueron diseñados para mejorar las deficiencias de la tecnología TN, por lo que poseen amplios ángulos de visión y una reproducción de color increíble. De hecho, estos paneles son los más recomendados para tareas que requieran de una gran fidelidad cromática, como, por ejemplo, el diseño gráfico o la edición de vídeos.

¿Qué mejor que complementar a tu monitor gaming con uno de los mejores ratones gaming? Haz click aquí para ver nuestra comparativa.

Desgraciadamente, había que sacrificar algo para conseguir una experiencia visual tan potente, en este caso son la tasa de refresco y el tiempo de respuesta.

Paneles VA: Estos paneles tratan de unir lo mejor de los dos mundos. Suelen ofrecer una tasa de refresco mayor que la de los IPS, pero para conseguir un rendimiento muy elevado hay que irse a opciones de gama alta. Su reproducción de color y el contraste, pese a ser ligeramente peores que los de los IPS, también son un punto a favor. 

El tamaño

Para gaming, recomendamos monitores que vayan de las 24 a las 27 pulgadas, sobre todo si lo vas a colocar a una media – corta distancia de donde estés sentado.

En caso de que quieras aumentar el sentimiento de inmersión o lo vayas a colocar a una mediana-lejana distancia, es mejor que optes por uno de 32 pulgadas. En los de este tamaño, se puede apreciar mejor cada detalle, por lo que la experiencia de usarlo es bastante mejor para ver vídeos, apreciar los gráficos de un juego, edición de vídeo y de fotos, etc. 

¿Cuáles son los mejores monitores gaming?

Ahora que conoces bien los requisitos mínimos para escoger uno de los mejores monitores gaming, es momento de presentarte la comparativa que hemos hecho. 

MSI Optix G32C4 – El mejor monitor gaming calidad-precio

Este es sin duda uno de los mejores monitores gaming en cuanto a relación calidad-precio. Comparado con otras opciones con características técnicas parecidas, este monitor te sale, sin exagerar, unos 200 euros más barato

Es un modelo curvo, sin bordes y con un panel VA. Si a todo esto le sumas una velocidad de actualización de 165 Hz, una de respuesta de 1 ms. y un precio bastante asequible, te queda este monitor que, como ya he dicho, es insuperable en relación calidad-precio.

La tecnología AMD FreeSync mejora también notablemente la experiencia al jugar y aumenta la fluidez. También incluye algunas otras funcionalidades que evitan el cansancio ocular. Esto, aunque no se valore demasiado, se nota, y te lo digo por experiencia.

La resolución de 1920 x 1080 no es algo increíble, pero más que suficiente para verlo todo perfectamente y con muchos detalles. Además, esto no tiene que ser visto como algo negativo, pues es lo que permite que este monitor alcance esos niveles de velocidad que lo hacen tan especial.

La conectividad tampoco es un problema, pues es compatible, entre otros, con HDMI y con DisplayPort. 

Este monitor, combinado con un buen PC gaming, es una verdadera bestia.

Ventajas

Inconvenientes

AOC C24G1 – El mejor monitor gaming barato

En caso de que tengas un poco apretado el bolsillo, no te preocupes, aquí te presentamos el mejor monitor gaming barato. Un monitor curvo de 24 pulgadas que viene en color negro o rojo para que escojas el que más te guste. 

El AOC C24G1, cuenta con 144 Hz y 1 ms de respuesta, cosa muy extraña en los monitores de este rango de precios.

La pantalla que, por cierto, carece de marcos, funciona con la tecnología VA y a esto, si le añadimos la resolución, permite ofrecer una reproducción de color y calidad de imagen más que decente. El FreeSync, sumado a la tasa de refresco que ya hemos nombrado, hacen que puedas jugar de una manera muy fluida.

Algo bastante importante que tiene este monitor y que se suele infravalorar es que la altura es regulable. Esto te permite ajustarlo de forma que te resulte más cómodo y no tengas que adoptar malas posturas. 

Hemos tenido la oportunidad de probarlo y puede que no sea la mejor opción para competir, pero hay algo que nos ha quedado claro: en esta gama de precios no hay monitores gaming mejores que este. Así de sencillo. Si no quieres gastarte demasiado, esta es una gran opción.

Ventajas

Inconvenientes

BenQ ZOWIE XL2740 – El mejor monitor gaming con rendimiento profesional

Si lo que necesitas es el mejor monitor gaming con rendimiento profesional, este es el modelo que te recomendamos, con diferencia. 

La pantalla es de 27 pulgadas y funciona con la tecnología TN que, como ya hemos dicho en la guía, es la mejor para el gaming. La velocidad que ofrece en todos los sentidos es una locura, nada más y nada menos que 240 Hz y 1 ms de respuesta. Todo esto se traduce en una ventaja prácticamente inigualable frente a tus oponentes. 

Por si esto fuera poco, cuenta con varias tecnologías muy útiles, como el G-Sync, el modo juego o el Black eQualizer, que te permite ver a los enemigos incluso cuando están escondidos en lugares muy oscuros.

La resolución de pantalla es de 1920 x 1080, la mejor que hay si quieres jugar de manera profesional. Como extra, cuenta con una visera desmontable y regulable a cada lado para ayudarte a concentrarte en el juego y en nada más.

Algo muy interesante, es que pese a ser una locura en cuanto a especificaciones técnicas, su precio no está inflado.

Ventajas

Inconvenientes

Acer Predator XB321HK – El mejor monitor gaming 4K

Este es, sin duda, uno de los mejores monitores gaming con resolución 4K, por lo que podrás disfrutar de cada juego con unos gráficos impresionantes.

La pantalla de 32 pulgadas funciona con la tecnología IPS que, recordemos, es la que ofrece la mejor experiencia visual y los colores más vivos. Si a todo esto lo acompañamos con una resolución 4K UHD, el realismo que puede ofrecer este modelo es absolutamente increíble. 

Como funciona a 60 Hz y a 4 ms, no es recomendable para jugar de manera competitiva, pero si lo que quieres es poder disfrutar de un gran impacto visual, este es el monitor que necesitas. El G-Sync logra paliar muy bien la “falta” de fluidez que ofrece su tasa de refresco.

Como extra, también cuenta con una enorme cantidad de tecnologías para proteger a los ojos y evitar así las incomodidades que pueden aparecer después de un tiempo. Otro plus es que lleva altavoces y cámara integrados.

Si buscas la mejor resolución, puede ser que te interese nuestra comparativa de los mejores monitores 4K.

Ventajas

Inconvenientes

ASUS VG35VQ TUF Gaming – El mejor monitor gaming ultrawide

Los monitores ultrawide están cada vez más de moda y ahora vamos a presentarte el mejor que hay por ahora para gaming.

Tiene 35 pulgadas, la resolución es WQHD, la pantalla es curva y el color en el que viene es el negro. Ha sido diseñado para gamers que busquen la mejor experiencia, tanto gráfica, como de fluidez, cosa que consigue gracias a sus 100 Hz, su panel VA y un tiempo de respuesta de 1 ms. 

Algo que hay que destacar es que cuenta con muchísimas tecnologías útiles: el HDR10 para ofrecer imágenes más acordes a la realidad y mejorar el brillo, el AdaptiveSync para eliminar los entrecortes mientras juegas, modos de juego, tecnologías para la salud de los ojos, etc.

Si buscas un modelo que tenga estas dos características: Una buena reproducción de imagen y una alta velocidad, deberías considerar un monitor 2K 144Hz. Ahí tienes nuestra comparativa.

Además, el monitor viene con un soporte ergonómico que te permite ajustar aspectos como la inclinación, la orientación o la altura. De esta forma no hará falta que fuerces tu postura para ajustarte al diseño del monitor, sino que él se podrá adaptar a ti. Este es, sin duda, uno de los mejores monitores gaming, sobre todo si buscas uno ultrawide.

Ventajas

Inconvenientes

Más opciones de los mejores monitores gaming

Hay todavía más opciones por si aún no has encontrado el modelo idóneo para ti.

MSI Optix MAG272CQR

Este modelo de MSI es parecido en muchos aspectos al que hemos escogido como el mejor monitor gaming en relación calidad-precio, el cual hemos analizado al principio de la comparativa. 

Los 165 Hz, el milisegundo de respuesta y la tecnología de panel VA se mantienen, pero sí que hay algunos detalles que cambian para bien. De hecho, se podría decir que es una opción mejorada del otro modelo.

El principal cambio es el de la resolución, que pasa de 1920 x 1080 a 2560 x 1440, pero también hay algunos que no lo hacen mejor o peor, simplemente son una variación. Algunas de estas alteraciones ocurren por ejemplo con el tamaño, que varía de 32 a 27 pulgadas y que en la parte trasera del monitor se incorpora un apartado iluminado para darle un diseño más gamer. 

Cuenta con la tecnología AMD FreeSync, que elimina los entrecortes mientras juegas y, como ya sabes, mejora la fluidez. La historia no acaba aquí, porque también incluye otras tecnologías como el Adaptative Sync, el Anti-Flicker, y el Less Blue Light. 

Ventajas

Inconvenientes

LG 25UM58-P

Hemos incluido el LG 25UM58-P en esta comparativa de los mejores monitores gaming por varios motivos: su precio, las especificaciones técnicas que ofrece para tener el precio que tiene y, en menor medida, porque es ultrawide. 

La pantalla que, como ya he dicho, es ultrawide, funciona con la tecnología IPS, por lo que los ángulos de visión y la representación de colores son muy, pero que muy buenos. Es verdad que los 75 Hz y los 5 ms de respuesta pueden no ser lo mejor para los que quieran jugar de una manera más seria. Además, también cuenta con unas cuantas tecnologías para eliminar los entrecortes.

La pantalla, al tener la forma que tiene, permite colocar bastantes ventanas una al lado de la otra, por lo que puedes, por ejemplo, ver un vídeo mientras buscas algo en una página web. 

Por lo que cuesta y todo lo que ofrece, se puede considerar a este modelo uno de los mejores monitores gaming en su rango de precio.

Ventajas

Inconvenientes

BenQ EL2870U

Hemos llegado al último, pero, desde luego, no el peor de los mejores monitores gaming de esta comparativa. 

Lo que llama la atención de este monitor es su resolución 4K y el precio por el que se puede adquirir (para verlo haz click aquí). Esta calidad de imagen se ve potenciada por la tecnología HDR10.

El tiempo de respuesta es muy bueno, 1 ms, pero la tasa de refresco no te va a servir si quieres jugar más en serio (60 Hz). Por suerte, lleva el FreeSync incorporado, por lo que sí que hay una mejora en la fluidez.

Cuenta con una gran variedad de puertos de conexión y los altavoces y la cámara vienen ya integrados. 

Ventajas

Inconvenientes

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter